11 escenarios, más de 500 actores, técnicos de luces, montadores, realizadores y hasta seguridad. Parece una producción cinematográfica, pero es la Pasión de Jesús de Morata de Tajuña, que este Jueves Santo llega con su XXXIII edición, coincidiendo con el estreno de su versión cinematográfica.

Declarada de Interés Turístico Regional en el año 2001, la Pasión de Jesús de Morata es la única en el mundo que cuenta con la bendición apostólica, que, otorgada por Juan Pablo II hace 21 años, asegura la bendición a todos aquellos que participan en ella y que la contemplan. Pero, además, la de Morata es la primera pasión viviente cinematográfica. Una producción que ahora se puede ver desde otros puntos de vista y comprobar mejor el trabajo de los actores o la calidad del vestuario, compuestos por cientos de trajes de época, gracias a la película grabad en la pasada edición y que se podrá adquirir el jueves.

Pero la Pasión de Morata es mucho más. Una pasión con una Banda Sonora propia, pero también con repostería. Y es que, en los obradores locales, además de las famosas palmeritas, durante estos días se elaboran los “pasioncitos y las tentaciones”, dos dulces que, como su propio nombre indica, son una de las tentaciones que quien visite Morata no tiene que dejar de probar.

Las cerca de 15.000 personas que acudan a Morata de Tajuña este Jueves Santo podrán disfrutar además del resto de actividades que se organizan en torno a la Pasión. Desde por la mañana, habrá un mercado hebreo, rutas guiadas por los monumentos más emblemáticos del municipio, tres conciertos de música o visitas a los museos de la Batalla del Jarama y el de la Molinería.

Archivos adjuntos:
ArchivoDescripciónTamaño de archivo
Descargar este archivo (NP Morata de Tajuña recrea este Jueves Santo su pasión de película.pdf)NP Morata de Tajuña recrea este Jueves Santo su pasión de película.pdf 583 kB

Contacto para prensa

Borja de Jorge Canaveras