Ante el rumor que se está extendiendo en redes acerca de un hipotético intento de rapto de varios menores, el Ayuntamiento quiere informar a todos los vecinos que la información que se tiene al respecto no es concluyente y que se ha realizado una sola denuncia ante la Guardia Civil, que está investigando sobre la misma.

La Guardia Civil es la encargada, junto a la Policía Local, de investigar el alcance y gravedad del hecho y no se puede afirmar por el momento que haya existido un intento de rapto a un menor.

En todo caso, desde el Ayuntamiento estamos muy pendientes de lo que se pueda informar, ya que todas las denuncias realizadas ante la Guardia Civil gozan de protección, aunque en caso de que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad entendieran que se debería comunicar a la ciudadanía una especial atención, seríamos los primeros, lógicamente, en difundirlo.

No obstante y siempre, exista o no existan denuncias de este tipo, las Fuerzas y Cuerpos de seguridad recomiendan en todo sitio y lugar que los menores en todo momento deben estar bajo la atención de los adultos responsables.

No dudamos que tanto la Guardia Civil y la Policía Local, que trabajan en perfecta coordinación en estos casos, estén realizando su trabajo con total profesionalidad y eficiencia y queremos manifestar nuestro absoluto apoyo a su labor, al tiempo que estamos a su entera disposición para realizar cuantas acciones estén a nuestro alcance para mejorar la calidad de la Seguridad Ciudadana en nuestra localidad.

Pero hoy por hoy no podemos afirmar que en Morata de Tajuña haya un especial riesgo de rapto de menores mayor que en cualquier otra parte, como un centro comercial, actos multitudinarios o cualquier otro lugar público o municipio.

Asimismo les informamos que ante este tipo de situaciones recomendamos que sigan los comunicados oficiales de Guardia Civil, Policía Local, Delegación del Gobierno y del propio Ayuntamiento que, si así lo requiere una situación de riesgo, comunicará con todo rigor los mensajes necesarios para prevenir adecuadamente a la vecindad, siempre en coordinación con los gestores de la seguridad y la emergencia.

Al tiempo que recordamos que este tipo de informaciones desvirtuada pueden generar una exagerada alarma social, sobre todo cuando proviene de fuentes poco fiables o personas que sacan sus propias conclusiones personales.