A raíz del vídeo publicado recientemente en redes sociales en el que se aprecia cómo, supuestamente, los operarios del servicio de recogida de basuras municipal vierten el contenido de varios contenedores de reciclaje en el camión de residuos orgánicos, el Ayuntamiento de Morata de Tajuña explica que:

Para un correcto reciclaje, es necesario que el contenedor sólo contenga residuos plásticos o de papel y cartón, respectivamente. Es por ello que el sistema habitual de recogida de basuras en todos los municipios se basa en una evaluación superficial para comprobar si contiene residuos impropios (no reciclables). Cuando se depositan basuras orgánicas u otros residuos en los contenedores amarillos y azules, éstos se convierten en contenedores de residuos orgánicos. Además, la introducción de residuos no susceptibles de reciclaje en sus respectivos camiones no sólo perjudica la recogida selectiva, sino que puede provocar importantes averías a los camiones.

Tras consultar a los operarios, el Ayuntamiento de Morata ha podido saber que los contenedores de envases de plástico, latas y briks, así como el contenedor de papel y cartón que aparecen en la grabación estaban “extremadamente contaminados”, es decir, contenían gran cantidad de residuos orgánicos, ropa y restos de poda y otros enseres, lo que se trataron como “impropios y no como recogida selectiva”. De hecho, en las imágenes se observa cómo el primero de los contenedores amarillos contiene alguna bolsa de orgánico, así como cajas de cartón. Una situación que es “habitual” en este punto de recogida.

El Ayuntamiento de Morata defiende la labor del equipo de operarios de recogida de basuras. La grabación de este vídeo sin comprobar el interior de los contenedores es un ataque directo al trabajo diario de un equipo de profesionales cuyo esfuerzo y dedicación hacen de Morata un pueblo más limpio.

Desde el Consistorio se recuerda que, cada año, los morateños separamos en nuestros hogares miles de toneladas de residuos que, tras ser depositados en sus correspondientes contenedores, llegan a la planta de selección para ser clasificados y abastecer a las diferentes industrias del reciclaje en función de su material. Son miles de toneladas y un servicio que opera más de 300 días al año, lo que significa que en alguna ocasión es posible detectar algún caso de mala praxis. Casos puntuales que, si se producen, tienen la inmediata reacción del Ayuntamiento para que se proceda a la recogida segregada de los diferentes contenedores en cumplimiento de lo que marca la Ley de Residuos. Situaciones puntuales que pueden derivar en que no se reciclen correctamente algunos kilos de residuos. Muy pocos si los comparamos con los que diariamente se reciclan gracias a la participación ciudadana y al correcto funcionamiento del sistema de recogida.

El sistema de recogida funciona, y si detectamos algún error debemos denunciarlo ante el Ayuntamiento, pero nunca poner en duda la eficacia del sistema, ni de sus operarios.

El reto ahora es que todos los morateños reciclemos mejor. En los contenedores de reciclaje no todo vale. Reciclar es más que una acción, es la responsabilidad de todo un pueblo.