El Pilón de la calle Real cumple 100 años. Y, aprovechando una fecha tan señalada, el Ayuntamiento de Morata va a proceder a su completa restauración, ya que, durante todo un siglo, el Pilón ha sufrido varios daños en sus piedras desde su inauguración en 1917 siendo alcalde Valentín de la Torre Pascual. Desde entonces, se ha convertido en uno de los elementos más destacados del Patrimonio Municipal y parte de la Historia de Morata. Aunque ahora sólo sirve de mera fuente y, ocasionalmente para la celebración de títulos deportivos y para el eventual baño refrescante durante las Fiestas Patronales, antaño fue un importante elemento para el abastecimiento de agua, tanto para los vecinos, como para caballerías y ganado bovino, hasta que a partir de la llegada del agua a las casas en los años 50 y la mecanización del campo, fue perdiendo su importante función.

100 años dando servicio a los morateños que se notan en sus piedras, por lo que se hace necesaria una restauración que ha sido aprobada por mayoría absoluta en el Pleno Municipal.

Te explicamos en qué va a consistir:

El Pilón ha sufrido varios daños en sus piedras a lo largo de este tiempo. Éstas fueron reparadas mediante morteros de cemento y son precisamente las que se van a sanear, restaurar y recomponer con morteros sustitutos de la piedra, manteniendo las texturas y formas originales. Y es que conservar el Pilón tal y cómo era en 1917 es uno de los objetivos de este lavado de cara.

Además, se va a proceder también a la limpieza de todas las superficies de piedra, eliminando restos de suciedad, pintadas y costras, así como al saneado de las garras de hierro de unión entre las piedras, con la reposición de las piezas rotas.

Al interior se le realizará una limpieza y saneado del suelo, además de la impermeabilización del mismo. Una labor fundamental para que el agua no se filtre.

Y para finalizar el proceso, se ha optado por la sustitución del pináculo situado más arriba, que estaba realizado en fábrica de ladrillo y cemento, por uno de piedra natural de Colmenar, manteniendo las formas del existente.

¿Cómo se va a sufragar la restauración?

Aunque el Ayuntamiento dispone de crédito en el Presupuesto Municipal para llevar a cabo la obra, se ha optado declararla como "inversión financieramente sostenible", ya que cumplía los requisitos para este tipo de inversiones. De esta manera el dinero necesario saldrá del remanente de tesorería procedente de los superávits generados en años anteriores y así se podrá utilizar ese dinero para otras actuaciones que beneficien a todos los morateños.

 

En definitiva, lo que el Ayuntamiento de Morata pretende es devolver al Pilón su aspecto inicial gracias a una restauración de calidad que respete la singularidad de este monumento, sin alterarlo, y utilice materiales naturales mejorando incluso la calidad de los existentes, como ocurre con la sustitución del pináculo de ladrillos. Una restauración que forma parte del compromiso del Equipo de Gobierno con la rehabilitación y conservación del Patrimonio Histórico-Artístico morateño y que contribuirá a que todos los vecinos conozcan mejor su Historia.

Así estaba El Pilón

El Pilón cumple 100 años. Así será su restauración (Antes)